Alentarnos de mujer a mujer

El año está recién comenzando y pienso que a todas nos hará bien recordar el ejemplo de mujeres tan valerosas como las que describen las Escrituras:

NUNCA TE RINDAS (Anónimo)

 

Sé como *Ester*, valerosa y lo suficientemente valerosa para defender la verdad, expresar tu opinión y luchar por lo bueno, ya te observen o no. Si Dios te puso en cierta posición es por algo. Jamás tengas miedo de hablar la verdad.

 

Sé como *Rut*, leal en todas tus relaciones, recorre una milla más y no te vayas cuando se ponga difícil. Algún día verás que valió la pena.

 

Sé como *Lidia*, abre las puertas de tu casa, abre tus manos generosamente, permite que tu corazón sea grande para ayudar a cualquiera que tenga necesidad. La alegría aumenta cuando se comparte.

 

Sé como *Ana*, nunca dejes de orar. Jamás será en vano.

 

Sé como *María*, humilde y sumisa. No tienes que ser alguien importante para que Dios te use, basta con obedecer.

 

Sé como *Dorcas*, usa tus talentos, por insignificantes que puedan parecer, para hacer sonreír a los demás. Nunca sabrás cuanto puede significar esto para alguien.

 

Sé como *Abigaíl*, recuerda como cada decisión en tu vida puede influir para bien o para mal.

 

Sé como *Elisabet*, recuerda: Dios lo puede todo, es el Dios de los milagros.

 

Sé como *María Magdalena*, no dejes que tus errores y los juicios ajenos te impidan de sentir gozo en el servicio a Dios.

 

Sé como *Rebeca*, nunca olvides que la belleza real es interior. Atrae a las personas que quieres hacia Dios por medio de tu carácter parecido al de Cristo.

 

Finalmente, sé como *Sara*, la edad no importa, solo la confianza y la fe en que todas las cosas son posibles para Dios.

 

Leave a Reply