Sanidad de mi madrecita

featured-image-mom
Después de esporádicos ataques a la vesícula a los 18 años (década de 1970), mi madre tuvo uno muy fuerte nuevamente a fines de 2010 a la edad de 58 años, justo antes de que yo contrajera matrimonio y dejara Chile. Después de años de esperar, ya que su confianza estaba puesta en que nuestro Dios la sanaría, en diciembre de 2013 finalmente la llamaron del Hospital de Temuco para hacerse un análisis a raíz del ataque sufrido en el año 2010. En esa revisión de salud, a mi madre le encontraron cáncer en la vesícula. El médico le explicó que, en palabras simples, ella vivió 40 años con un tumor vesicular donde solo la misericordia de Dios no permitió que se propagara por su cuerpo ni sufriera las consecuencias del mal. Continue reading →