La herejía de priorizar a Jesucristo, la Biblia y la gracia

Ya por el siglo III después de Cristo, la iglesia cristiana primitiva había adquirido una identidad bastante diferente de lo que está registrado en el libro de los Hechos, en las Escrituras cristianas. De ser un grupo de gente contracultura y bien familiarizados con la persecución, pasaron a ser una institución religiosa conformada al antiguo Sacro Imperio Romano. Desde puestos de obispos que se compraban por una buena suma hasta la institución que pasó a llamarse Iglesia Católica Romana.

No fue sino hasta el siglo XVI que el quiebre con las enseñanzas tradicionales sostenidas por la Iglesia Católica Romana ocurrió dentro de sus mismas filas cuando el monje agustino alemán Martin Luther propuso algunos cambios sobre costumbres que contradecían a la Biblia, y, en respuesta, fue excomulgado.

1. Sola scriptura (“solo por medio de la Escritura”)

2. Sola fide (“Dios salva solo por la fe”)

3. Sola gratia (“solo por la gracia”)

4. Solus Christus o Solo Christo (“solo a través de Jesucristo”)

5. Soli Deo gloria (“solo para Dios es la gloria”)

Las cinco solas de la Reforma Protestante contra la Iglesia Católica Romana.

Este “fallido” intento de volver a la grey de Dios a la senda antigua, el buen camino, provocó uno de los mayores quiebres dentro de la religión cristiana.

Siendo Martín Lutero un ser humano falible (tal como lo somos cada uno de nosotros), que dejó un legado agridulce para las futuras generaciones, no dejamos de glorificar a Dios por su valentía y osadez para hablar la verdad de Dios, simple y suficiente para que un niño la comprenda.

Un breve video de su obra en este enlace siguiente:

Y a continuación un documental más profundo:

https://youtu.be/YyRl8vRMiHU

Leave a Reply